Braña de La Peral / Javi González Roces

Parque Natural y Reserva de la Biosfera Somiedo

Somiedo es uno de los espacios naturales más representativos de los ecosistemas de montaña del norte de la Península Ibérica. Sus agrestes paisajes, antaño modelados por la acción de los hielos, hoy se encuentran cubiertos por un mosaico vegetal en el que predominan los bosques de haya y de roble.


Alberga una de las poblaciones de oso pardo cantábrico más importantes de la Europa occidental, además de una amplia variedad de especies animales y vegetales propias de la montaña Cantábrica.


A sus excepcionales valores naturales se une un rico patrimonio etnográfico en el que destaca el genuino folclore de los vaqueiros de alzada.

Municipios

Somiedo
  • Visitar los Lagos de Saliencia

    © Jorge Jáuregui

    Acercarse al Puerto de La Farrapona por una sinuosa carretera de montaña y hacer una agradable ruta hasta los Lagos de Saliencia.

  • Pasear entre los teitos de alguna braña y viajar en el tiempo

    © Turismo de Asturias

    Visitar cualquiera de las brañas de La Pornacal o Mumián, que aún conservan cabañas con techo de escoba o piorno llamados teitos, asentamientos de verano de los pastores en la época en la que el ganado vacuno aprovechaba los pastos de mayor altura. Ambas son accesibles por rutas de senderismo.

  • Recorrer la senda accesible de Pola de Somiedo

    Realizar un agradable paseo apto para todos los públicos por el sendero accesible que parte de Pola de Somiedo.

  • Asomarse al Mirador del Príncipe

    Uno de los mejores observatorios de fauna de Somiedo y en el que te regalarás una de las más impresionantes panorámicas del Parque, el valle de La Peral y la subida al Puerto.

Territorio y paisaje

Somiedo es un escarpado territorio de montaña con picos que superan los 2.000 m de altitud y espléndidos lagos y valles de origen glaciar.

Somiedo se ubica en la zona central de la Cordillera Cantábrica y su territorio se organiza en cinco valles, de los cuales, los correspondientes a los ríos Somiedo y Pigüeña, se disponen en dirección Norte – Sur, mientras que los correspondientes a los ríos del Valle, Saliencia y Perlunes adoptan un discurrir perpendicular a los anteriores.

Aparte de los arroyos y ríos, son muy numerosos los lagos y lagunas naturales. Destaca el lago del Valle (el más grande de la Cordillera Cantábrica), y los de Cerveriz, La Cueva, Calabazosa (el más profundo de la Cordillera Cantábrica), además de lagunas como Cabrera, Redonda, Tchamazo, Mesa, Fontarente, Camayor. Parte de de estos lagos están protegidos bajo la figura de Monumento Natural del Conjunto Lacustre de Somiedo.

El accidentado relieve somedano con laderas muy pendientes tiene sus puntos más altos en picos como El Cornón (2.194 m), Peña Orniz (2.190 m), Picos Albos (2.109 m) o Sierra Pelada (2.049 m), mientras que la cota más baja está en Aguas Mestas (395 m).

Este difícil relieve se encuentra salpicado de poco más de 30 núcleos de población, siendo su capital Pola de Somiedo o La Pola. Sus pequeñas aldeas conservan numerosas muestras de su arquitectura tradicional y en sus brañas de montaña se mantienen uno de los elemento más genuinos de la etnografía de la Cordillera, las llamadas cabanas de teito, cabañas con techumbre vegetal que contribuyen a crear uno de los paisajes más hermosos de la Cordillera.

Somiedo es el más antiguo de los parques naturales asturianos y su aportación al desarrollo sostenible ha sido también reconocida a nivel internacional, al haber sido declarado Reserva de La Biosfera en el año 2000. A nivel europeo se encuentra dentro de la Red Natural 2000, por estar declarado Zona Especial de Conservación (ZEC) y Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA).

En Pola de Somiedo se encuentra el Centro Interpretación del Parque, que alberga una exposición permanente en la que destacan los valores naturales y culturales del área protegida. En él los visitantes pueden recabar información sobre el entorno, sus rutas y senderos, la normativa asociada y los datos necesarios para disfrutar al máximo de su paso por este increíble Parque Natural asturiano.

Origen

La variedad de sustratos geológicos sumado a diferentes procesos geológicos, como el glaciarismo o la erosión fluvial, son el origen de la gran variedad de suelos y, por tanto, de hábitats y ecosistemas de Somiedo.

El Parque Natural y Reserva de la Biosfera de Somiedo se asienta en una zona geológica con una gran variedad de sustratos que se caracteriza por la alternancia de formaciones silíceas (pizarras, areniscas y cuarcitas) y formaciones carbonatadas (calizas y dolomías).

La extraordinaria variedad en su relieve y paisaje tiene su origen en esta existencia de litologías con diferente respuesta a la erosión, junto a la coexistencia de diferentes formas de modelado fluvial, glaciar y kárstico. Dicha riqueza de formas geomorfológicas se traduce en una riqueza equivalente en suelos y, por tanto, hábitats, ecosistemas y especies.

En las zonas bajas, los fondos de los valles son estrechos y sin depósitos, como corresponde a un relieve fluvial juvenil. En las zonas altas son más amplios debido al modelado ejercido por los glaciares, cuyos efectos pueden observarse también en un conjunto de lagos de circo glaciar como los Lagos de Saliencia (La Cueva, Calabazosa y Cerveriz), o el Lago del Valle.

La vida vegetal

Entre los rasgos más característicos de la vida vegetal de Somiedo, además de la existencia de algunas especies prácticamente únicas, como la centáurea de Somiedo, destaca sin duda la gran variedad de formaciones vegetales que cubren este territorio.

Los bosques son los grandes protagonistas de la vegetación de Somiedo ya que se desarrollan la mayor parte de los tipos descritos en Asturias y cubren casi la cuarta parte del territorio del Parque. Los más abundantes son sin duda los hayedos, donde es frecuente además la presencia de especies protegidas como el acebo o el tejo.

Tras los hayedos, los bosques mejor representados son los robledales. Cuando los sustratos son silíceos, el roble albar se acompaña principalmente de abedul. En cambio, cuando se trata de sustratos calcáreos, además del roble albar aparecen fresnos, arces y tilos, entre otras. Los robledales debieron ocupar en el pasado amplias áreas en la parte más baja del Parque, sin embargo, la productividad de los suelos que ocupan y su aprovechamiento maderero han supuesto su sustitución por prados y pastizales de uso ganadero o formaciones arbustivas y de matorral de diferente tipo.

Otros dos tipos de bosque mucho menos frecuentes en Somiedo son los abedulares, que son los bosques que se desarrollan a mayor altitud, y los carrascales. Estos últimos están formados por encina carrasca, árbol de hoja perenne, y constituyen un reducto de vegetación de tipo mediterráneo, más abundante en épocas interglaciares más cálidas. Estas formaciones están presentes solamente en Somiedo y en ciertas zonas de la cuenca del río Cares.

El resto de la superficie forestal del concejo se reparte entre los rebollares de las solanas silíceas menos lluviosas, las alisedas de las vegas, los bosques de fresno y arce de las riberas de montaña y las plantaciones de castaño.

Tras los bosques y las praderas, las formaciones vegetales más frecuentes en el Parque son los diversos tipos de matorrales.

En las áreas de sustrato calizo son frecuentes aulagares y brezales. En cambio, las áreas silíceas suelen poblarse de brezales de brezo rojo y carquexa o brecina, brezo blanco y arándano, especie esta última de gran interés para algunas de las especies más emblemáticas el Parque como los urogallos cantábricos y los osos.

En suelos bien desarrollados es más frecuente la presencia de piornales y en las áreas de mayor altitud, donde el bosque no puede ya desarrollarse a causa de la frecuencia de las heladas invernales, aparecen pobladas de matorrales de enebro rastrero.

El modelado glaciar de las áreas a mayor altitud del Parque ha dado lugar a frecuentes lagos, lagunas o turberas. En estos ambientes, raros en la Región, se desarrollan numerosas especies de flora alpina o boreal migrada a latitudes más bajas durante las glaciaciones, y que luego ha sobrevivido en las áreas de montaña más favorables, estando muchas de ellas catalogadas.

En los roquedos calizos rezumantes, aparecen plantas como la coclearia de los Pirineos, exclusiva de la cuenca alta del Pigüeña, o la centaurea de Somiedo, citado sólo en algunas localidades de Teverga y en Somiedo, en el entorno del embalse de La Malva y en las zonas bajas del valle de Saliencia.

La vida animal

Somiedo cobija una de las más ricas comunidades de vertebrados de la Cordillera Cantábrica, dando cobijo a especies emblemáticas como el urogallo cantábrico y a una de las mejor conservadas poblaciones de oso pardo.

La gran diversidad ambiental de Somiedo, unido a su alto grado de conservación, relacionado sin duda con la compleja orografía y con el escaso poblamiento, han hecho posible que aquí se cobije a una muy importante riqueza faunística.

Las especies más emblemáticas y raras en el resto del territorio son el oso pardo y el urogallo. Somiedo alberga uno de los principales núcleos oseros de la Cordillera Cantábrica, con una tasa reproductiva comparable sólo a la del área de Hermo en Cangas del Narcea. No en vano, la conservación del oso fue una de las causas principales de la declaración del Parque Natural.

De entre las especies de interés cinegético, las más abundantes en el Parque son el venado y el rebeco, con poblaciones que superan el millar de ejemplares. El corzo, como ocurre en otras áreas de montaña, es más escaso.

En Somiedo se han catalogado casi media centena de especies de mamíferos, entre los que destaca el emblemático lobo. Cabe citar también, por su interés en la conservación, la liebre de piornal, usuaria de las áreas abiertas de montaña, el desmán ibérico, que se encuentra en casi todos los cursos de agua, y la nutria.

La lista de mamíferos incluye además numerosos carnívoros, como el zorro, la marta, la gineta, el gato montés, la garduña y el tejón; micromamíferos como la musaraña de campo, la rata de agua y el ratón espiguero; y un importante grupo de especies de murciélagos, en gran medida catalogados.

El catálogo de aves de Somiedo recoge casi ciento veinte especies, entre las que por su protección legal deben destacarse las rapaces diurnas como el águila real, el azor o el halcón peregrino. En Somiedo nidifican además otras grandes rapaces como el alimoche.

En sus bosques maduros habitan varias especies de pájaros carpinteros, siendo los más raros el pico mediano o el picamaderos negro.

Entre las aves de montaña, debe citarse la perdiz pardilla, el gorrión alpino, el treparriscos, el pechiazul, el acentor alpino, la collalba gris o el roquero rojo.

Patrimonio

Somiedo une a su valioso patrimonio natural un acervo cultural y humano no menos singular, en el que destacan los teitos y corros de las brañas del Parque.

En esta área han convivido a través de los siglos dos grupos humanos social y culturalmente diferentes, los Vaqueiros de alzada y los xaldos. Los primeros constituyeron un grupo humano diferenciado socialmente, y a menudo perseguido, que practicaba una trashumancia de largo recorrido, desplazándose con familia, rebaños y enseres desde las áreas bajas de la Región a los altos pastos somedanos para allí habitar durante el verano. Los Xaldos, por su lado, era como se conocía a los campesinos sedentarios.

La peculiar idiosincrasia de los vaqueiros de alzada hace que las gentes somedanas atesoren un rico patrimonio de ritos, mitos y folklore popular diferentes de los del resto de la Región. A ello se añade una extraordinaria riqueza de elementos materiales y de arquitectura tradicional.

Los elementos etnográficos más singulares son las cabanas de teito, construcciones estrechamente emparentadas con las que debieron conformar los primitivos castros prerromanos, compuestas de paramentos verticales de piedra y cubierta vegetal de escoba y piorno de evidente paralelismo con las pallozas de cubierta de centeno que pueden observarse más al oeste, en el Parque Natural de Fuentes del Narcea y del Ibias.

En las brañas situadas a mayor altitud se construían cabañas más primitivas y de reducidísimas dimensiones, los corros y los chozos, construcciones de planta circular rematadas por una falsa cúpula de grandes losas de piedra que se recubrían de tierra y tepes de césped vivo.
 

No olvides que te encuentras en un espacio natural protegido y que tu comportamiento puede afectar a su conservación, ten especial cuidado en no alterar el entorno ni molestar a la fauna.

Debes respetar la normativa existente, puedes consultar en este enlace el instrumento de gestión completo del Parque Natural.

Además te recordamos que Parque Natural alberga especies y hábitats catalogados que cuentan con su propia normativa y que debes respetar.

Para hacer tu visita más sostenible sigue nuestro código de buenas prácticas.

Zonificación

Ten en cuenta que el Parque Natural cuenta con una zonificación que has de conocer y que se representa en el mapa, ya que cada una de las zonas tiene normas específicas.

  • ZUG: Zona de Uso General.
  • ZUA: Zona de Uso Agropecuario.
  • ZAM: Zona de Alta Montaña.
  • ZURE: Zona de Uso Restringido Especial.

Regulación de actividades por zonas

  • El uso público no está permitido en la ZRE.
  • La circulación de los visitantes con vehículos a motor está permitida en la ZUG.
  • Deportes terrestres como el senderismo, montañismo, cicloturismo, bicicleta de montaña, marcha a caballo o similares, sin vehículo a motor, y deportes de nieve, como esquí de travesía y raquetas de nieve se regulan del siguiente modo:
    • Están permitidas en la ZUG, ZUA y ZAM.
    • En ZURE están permitidos únicamente en la red de caminos y senderos autorizados.
  • El puenting, la tirolina, puente tibetano o similares, así como el paintball son actividades permitidas unicamente en la ZUG y autorizable en la ZUA.
  • La escalada en roca, deportiva o alpina, es un uso permitido en las zonas ya habilitadas para ello y en las vías ya abiertas en la ZUG, ZUA y ZAM.
  • La fotografía, grabación sonora o filmación de la naturaleza de forma no profesional, está permitida en ZUG, ZUA, ZAM o e los senderos autorizados de ZURE, mientras que no supongan molestia, acoso o persecución de la fauna silvestre, ni la colocación de elementos de grabación fijos, ni el empleo de hides, drones, reclamos, cebos u otros.

Actividades no permitidas

  • Causar molestias a la fauna o dañar a la flora.
  • La acampada libre, caravanas u otros albergues móviles (excepto el vivac en ZUG, ZUA y ZAM).
  • Las actividades acuáticas como descenso de cañones y barrancos, aguas bravas, rafting, etc. en los ríos del Parque Natural.
  • Las actividades deportivas con vehículos a motor.

Centros de Interpretación y museos

Centro de Información del Parque

Cuenta con una exposición permanente y está atendido por personal especializado que te puede informar de los valores y recursos del Parque.

Consulta aquí la información completa.

Localización:

Avda. Narciso H. Vaquero  s/n 

33840 Pola de somiedo (Somiedo)

Tel: 985763758

Casa del Oso. Fundación Oso Pardo

C/Rafael Rey López (casa del médico)

33840 Pola de somiedo (Somiedo)

Tel.985763406

www.fundacionosopardo.org

Ecomuseo de Somiedo

Caunedo, s/n (antigua escuela) (Somiedo)

Tel. 985763984

www.redmeda.com

Museo Etnográfico de Somiedo

Álvaro Flórez Estrada, sn. Pola de Somiedo (Somiedo)

Tel. 985763984

Otras fuentes de información

Ayuntamiento de Somiedo

www.somiedo.es

Subir

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información Cerrar