Tipo de mapa

Monumento Natural Meandros del Nora

El Monumento Natural de los Meandros del Nora se enmarca en el tramo final de la cuenca del río Nora que, desde el pueblo de San Pedro de Nora y hasta su desembocadura en el río Nalón, en el embalse de Priañes, forma meandros encajados y da lugar a un singular paisaje, marcando el límite entre el concejo de Oviedo y el de Las Regueras

Se trata de un tramo fluvial de meandros muy encajados, de alto valor geomorfológico y paisajístico, en el que, pese a contener aguas embalsadas conserva unas magníficas representaciones de bosque de ribera (saucedas arbóreas). 

 

Geología

El entorno se inserta geológicamente en la Región de Pliegues y Mantos de la Zona Cantábrica del Macizo Asturiano. Las rocas que afloran son mayoritariamente de edad Paleozoica, salvo una pequeña representación Mesozoica (Cretácico) y Cenozoica (depósitos cuaternarios relacionados con el curso fluvial).

Litológicamente predominan los materiales calcáreos (devónicos y carboníferos), y los materiales silicoclásticos (areniscas devónicas). Estos afloramientos aparecen como bandas, de mayor o menor anchura, siguiendo generalmente una dirección Sursuroeste - Nornoreste. 

Flora y vegetación

Desde el punto de vista de la cubierta vegetal, aun cuando en su mayor parte se encuentra dominada por formaciones de porte herbáceo y arbustivo que no revisten un especial interés, en la ribera del río Nora se conservan unos elementos de notable valor ambiental como son varias manchas de sauce blanco (Salix alba) que, dada su extensión y grado de conservación, constituyen un magnífico ejemplo de este tipo de bosques, muy escasos en el ámbito regional. 

Del mismo modo destaca el encinar desarrollado a orillas del embalse de Priañes sobre escarpes calcáreos, no tanto por su extensión como por estar compuesta por una especie catalogada como de interés especial por el Catálogo Regional de Especies Amenazadas. 

Existen otras formaciones indicadoras del grado de naturalidad que preserva esta ribera, como los cañaverales anfibios o los bosques jóvenes de arce y fresno. Este tipo de formaciones de mayor calidad ambiental persiste en aquellas zonas en las que, dadas su proximidad al cauce fluvial o su inaccesibilidad no han sufrido una intensa influencia antrópica, como en el caso de los escarpes calcáreos.

Este tipo de formaciones de mayor calidad ambiental persiste en aquellas zonas que, dada su proximidad al cauce fluvial o su inaccesibilidad no han sufrido una intensa influencia antrópica, como en el caso de los escarpes calcáreos.

Fauna

En cuanto a su riqueza faunística la zona destaca por ser un refugio para numerosas aves invernantes debido a la existencia del embalse de Priañes y de la proximidad del Furacón, así como por dar cobijo a una importante población de rana común (Rana perezi ), catalogada como especie vulnerable en el Catálogo Regional de Especies Amenazadas (CREA).

En el bosque de ribera se pueden encontrar especies de aves como la oropéndola (Oriolus oriolus) que necesita árboles altos y grandes, se encuentra actualmente como reproductora en la zona, pudiendo considerarse en algún tramo como abundante. Hay dos especies del CREA que se suelen ver por el área que abarca el monumento, el alimoche común (Nephron percnopterus) y el halcón peregrino (Falco peregrinus), aunque no se ha podido confirmar la reproducción de ninguna de las dos especies en esta área. 

Otra especie que merece la pena descartar debido a su rareza en Asturias es la grajilla (Corvus monedula), que se ha observado en varias ocasiones en las cercanías de Priañes, alguna de ellas durante la época reproductora. Las áreas con mayor presencia de cortados rocosos están asociadas al encajamiento del río Nora.

La contaminación que aun persiste en el río Nora puede influir en que todavía no se observe una abundancia de aves acuáticas comparable a la de zonas cercanas. La anátida más abundante en la zona es el ánade azulón (Anas platyrhynchos), con las mayores concentraciones en el espacio de Priañes. Otras especies comunes en este monumento son la garza real (Ardea cinerea) que se puede observar durante todo el año, aunque no se reproduce en la zona y la gallineta común (Gallinula chloropus). También en las cercanías de se observa cada vez con más frecuencia al milano negro (Milvus migrans), que aunque no es una especie acuática, en Asturias suele estar asociada a embalses. 

En cuanto a los peces, los principales problemas que presenta este espacio son la contaminación y la ocupación por especies exóticas. Los peces autóctonos son los típicos de los ríos asturianos. Actualmente el río Nora está más limpio que en el pasado. Gran parte de sus vertidos han sido eliminados, pudiendo albergar una riqueza piscícola que antes era impensable. La Anguila (Anguilla anguilla) se puede encontrar hasta la presa de Priañes, aunque por encima de este embalse es mucho más rara. El Piscardo (Phoxinus phoxinus) ya fue observado cuando aun no estaba completado el saneamiento de este río, si bien en muy pequeñas cantidades, actualmente debe de ser la especie más abundante.
 

Otros Valores 

En las inmediaciones de los Meandros del Nora se localizan diez yacimientos arqueológicos. En el área perteneciente a Las Regueras se encuentran catalogados nueve de los mismos incluyendo:

Cinco cuevas: Cueva del Sofoxo, cueva de La Ancenia, cueva de La Andina, cueva del Gitano y cueva de Las Mestas, que albergan restos paleolíticos y megalíticos. Especial atención requiere la cueva de Las Mestas, por ser la única con arte rupestre conocida en Las Regueras. 

Una iglesia prerrománica: Iglesia de San Pedro de Nora.

Tres yacimientos de restos líticos del Paleolítico: Material lítico de Rañeces, estación superficial de San Pedro de Nora y hacha de Tahoces.

Del mismo modo en el inventario arqueológico del concejo de Oviedo queda recogido, en la zona afectada por el Monumento, el yacimiento del Picu'l Castro

Órgano de administración

La administración y gestión de este Monumento Natural corresponde a la Consejería en la que recaigan las competencias en materia de espacios naturales protegidos.

MEDIDAS DE GESTIÓN

El Monumento Natural de los Meandros del Nora, declarado por Decreto 16/2003, se encuentra integrado en la  Zona Especial de Conservación Meandros del Nora (ES1200040), dependiendo su gestión del Instrumento de Gestión Integrado aprobado por Decreto 168/2014.

Con carácter general, quedan prohibidas en el ámbito del Monumento las actividades, obras, actuaciones o procesos que resulten lesivos y, por tanto, incompatibles con la preservación del espacio natural protegido y en especial:

a. Cualquier actuación que suponga la destrucción del hábitat de especies incluidas en los catálogos Comunitarios, Nacionales y Regionales de especies amenazadas de la flora y fauna.

b. La construcción de inmuebles o instalaciones o el asentamiento de infraestructuras permanentes.

c. El tránsito de vehículos motorizados, a excepción de los vehículos agrícolas y ganaderos pertenecientes a los propietarios o arrendatarios de las fincas situadas en el lugar y de los organismos con atribuciones de salvamento, vigilancia o protección civil.

d. La alteración de las condiciones del estado del espacio natural protegido mediante la ocupación, corta, arranque, quema u otras acciones deletéreas o dañosas para la flora, la fauna o la gea, entre las que figuran la extracción de materiales, y exceptuadas las labores tradicionales agrícolas y ganaderas.

e. La realización de vertidos, el derrame de residuos o la utilización de productos que alteren las condiciones de habitabilidad, funcionalidad o características estéticas del espacio natural protegido.

f. La modificación de las presas de Priañes y el Furacón que suponga la modificación de la cota máxima de los embalses y ésta afecte al espacio natural protegido.

g. La instalación de nuevos tendidos aéreos, infraestructuras de comunicación, instalaciones de telecomunicación y las destinadas a generación de energía eólica.

h. La instalación de carteles publicitarios.

i. La instalación de escombreras y otros acúmulos de materiales.

j. La introducción de especies alóctonas tanto de flora como de fauna.

k. La práctica de actividades recreativas que supongan riesgos para la conservación del propio espacio natural.


Se incluyen como usos autorizables:

a. La realización de labores de investigación científica, seguimiento del estado de conservación y de los procesos biológicos.

b. La instalación de placas y carteles de carácter informativo y divulgativo. La señalización, si tuviese lugar, se realizará con un diseño y características que estén integrados con el paisaje del entorno.

c. Las obras de limpieza, restauración, acondicionamiento o protección del Monumento.

d. Las obras de mejora o acondicionamiento de los itinerarios de acceso, siempre y cuando se integren adecuadamente en el entorno natural circundante.



El ámbito geográfico de Monumento Natural se encuentra incluido en el de la Zona Especial de Conservación Meandros del Nora (ES1200040). Este hecho implica la existencia de una serie de hábitats y taxones de interés para los que se ha considerado necesario establecer una serie de medidas de gestión orientadas a minimizar el efecto de las amenazas detectadas sobre ellos.

Otras normativas de gestión

Además de la normativa propia de este espacio natural, en este territorio son de aplicación otras normas relativas a la conservación de aquellas especies protegidas que en él habitan y que cuentan con regulación especifica.


Zona Especial de Conservación Meandros del Nora (ES1200040)
Subir

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información Cerrar