Tipo de mapa

Monumento Natural Complejo de Cobijeru

El complejo de Cobijeru se sitúa tres kilómetros al oeste de la localidad de Buelna, en el municipio de Llanes y constituye uno de los elementos geomorfológicos más singulares de la costa oriental Asturiana.

El Monumento Natural comprende la depresión en que se encuentra la playa de Cobijeru o de Las Acacias, la depresión conocida como playa de El Molín, situada al oeste de la anterior, la cueva de Cobijeru, el entorno inmediato de ambas depresiones kársticas y el tramo de acantilado que por el norte separa la línea costera. 


Geología

La depresión que forma la playa de Cobijeru está abierta sobre un sustrato calcáreo, es de reducidas dimensiones (unos 50 m de longitud y 30 m de anchura) y su principal característica es que se encuentra aislada del borde de la costa. Está formada por cantos cuarcíticos y calcáreos y arenas silíceas de tamaño fino y medio, junto a praderías y tierras de labor, que conecta con el mar a través de una grieta de varias decenas de metros, por la que se deja sentir la influencia mareal y la acción del oleaje. 

A escasos metros se sitúa la playa del Molín de características muy similares, pero con un suelo de naturaleza fangosa con ricas comunidades vegetales asociadas y un antiguo molino de mareas. 

Los materiales del substrato presentes en la área en que se abre la playa de Cobijeru son calizas del carbonífero superior. Presentan un modelado kárstico marino, con abundancia en la zona de dolinas, lapiaces, simas y cuevas. La playa de Cobijeru y la playa de El Molín se han formado en dos de estas dolinas próximas a la línea costera; la existencia de sendas galerías subterráneas que comunican el fondo de la dolina con el mar es lo que permite que en la marea alta entre el agua. 

Hacia el norte, la playa de Cobijeru está separada de la línea de costa por un resalte rocoso en el que la erosión ha dejado un arco de piedra, conocido como el Salto del Caballo, y ha abierto un bufón con desarrollo oblicuo hacia la playa. 

En la parte sur de la playa desagua un pequeño arroyo cuyo cauce está excavado en la caliza. Normalmente su caudal es muy pequeño, pero en ciertas épocas debe aumentar considerablemente, y es capaz de romper la barra arenosa modelada por el oleaje en la parte trasera de la playa y construir un abanico de cantos de escaso relieve sobre la arena, generando un ambiente estuarino de muy reducidas dimensiones y características halófilas. De hecho, las arenas de la playa de Cobijeru proceden, en gran parte, de aportes de cuarcitas de las sierras altas arrastradas por las aguas del arroyo. 

En la ladera oriental de la depresión en que se forma la playa se abre la cueva de Cobijeru, de origen kárstico. 
Esta cueva, en la que existen estalactitas y estalagmitas, también comunica el litoral a nivel del mar, con la zona interior más elevada a través de una galería que incluye una amplia sala con notables formaciones sometida a los niveles de la marea. En el sur de la playa se encuentra otra cueva con abundantes estalactitas y estalagmitas y sedimentos de fangos. Alrededor de la depresión que forma la playa, las calizas del substrato están cubiertas de una capa de depósitos cuaternarios que forman un suelo fértil que permite la presencia de praderías y tierras de labor. 

Fora y Vegetación

La vegetación de la zona está compuesta principalmente por formaciones pratenses de uso agrícola, que en ocasiones alternan con cultivos, mayoritariamente de maíz, y en las zonas poco aptas para estos usos por formaciones de matorral calcícola, tojal con algunos rodales de laurel, aladierno y encina

En la parte posterior de la playa existen algunos ejemplares de acacia (Robinia pseudoacacia) y una estrecha banda de alisos y sauces que siguen el rastro del regato que desemboca en la playa. 

En el acantilado se puede observar la gradación típica de lugares expuestos a la influencia del oleaje marino. 

En las dolinas de Cobijeru y El Molín se desarrollan comunidades vegetales características de marismas externas halófilas y subhalófilas

En la playa de El Molín, la practica totalidad del fondo de la dolina está compuesto por una pequeña llanura fangosa con una comunidad de Zostera noltii. En los bordes de la zona limosa se desarrollan otras comunidades vegetales con especies como Armeria depilata, Carex distans, C. extensa, Elymus pycnanthus, Glaux maritima, Inula crithmoides, Juncus maritimus, Limonium binervosum, Parapholis strigosa, Plantago maritima, Salicornia dolichostachya, S. fragilis, Spergularia media, S. marina y Triglochin maritima.

Destacan la Zostera noltii por estar incluida en el Catálogo Regional de Especies Amenazadas de la Flora, en la categoría de vulnerable, así como Carex distans, Salicornia dolichostachya y S. fragilis, por su rareza y localización puntual en Asturias. 

Fauna

La fauna de la playa se compone fundamentalmente por algunas de las especies típicas del intermareal, generalmente invertebrados, destacando en la dolina fangosa de la playa de El Molín gusanos conocidos como xorra

También se pueden observar varias especies de avifauna costera como gaviotas (Larus sp.) y cormoranes (Phalacrocorax sp.), además de aves paseriformes como el colirrojo tizón (Phoenicurus ochrurus) o la tarabilla común (Saxicola torcuata). 

La cueva es utilizada como refugio por algún ejemplar de quiróptero hibernante.

ÓRGANO DE ADMINISTRACIÓN

La administración y gestión de este Monumento Natural corresponde a la Consejería en la que recaigan las competencias en materia de espacios naturales protegidos.

MEDIDAS DE GESTIÓN

El Monumento Natural del Complejo de Cobijeru, aprobado por Decreto 140/2001, se encuentra integrado en la ZEC Ría de Ribadesella-Ría de Tinamayor (ES0000319), dependiendo su gestión del Instrumento de Gestión Integrado aprobado por  Decreto 165/2014

Según esta norma, se establecen los siguientes usos:

Usos prohibidos

a. Cualquier actuación que suponga la destrucción del hábitat de especies incluidas en los Catálogos Comunitarios, Nacionales y Regionales de especies amenazadas de la flora y fauna.

b. La alteración de las condiciones del estado natural, mediante la ocupación, corta, arranque, quema u otras acciones deletéreas o dañosas para la gea y la flora.

c. La extracción de arena, sin que esta prohibición afecte a los dragados que realicen las administraciones competentes en los canales de navegación de las rías de Ribadesella y de Tinamayor, que deberán cumplir en su caso con los trámites relativos a evaluación de impacto ambiental y evaluación preliminar de impacto ambiental y de afección a los hábitat y especies de la Red Natura 2000.

d. Las labores de rastrillado mecánico o manual que destruyen las comunidades vegetales que crecen sobre los depósitos de arribazón.

e. La construcción de inmuebles o instalaciones o el asentamiento de otras infraestructuras permanentes, con las excepciones previstas en el apartado sobre usos autorizables.

f. La instalación de tendidos aéreos, infraestructuras de comunicación, instalaciones de telecomunicación y las destinadas a generación de energía eólica.

g. La instalación de carteles publicitarios.

h. La instalación de escombreras y otros acúmulos de materiales.

i. La realización de vertidos, el derrame de residuos o la utilización de productos que alteren las condiciones de habitabilidad del espacio natural protegido.

j. El tránsito de vehículos motorizados carentes de autorización (expedida por el órgano competente en materia de espacios protegidos), a excepción de los vehículos agrícolas y ganaderos pertenecientes a los propietarios o arrendatarios de las fincas situadas en el lugar y de los organismos con atribuciones de salvamento, vigilancia o protección civil y los adscritos al servicio de la Autoridad Portuaria.

k. La introducción de especies alóctonas, tanto de flora como de fauna.

Usos autorizables

a. Las obras de limpieza, restauración, acondicionamiento o protección del Monumento Natural.

b. La realización de labores de investigación científica, seguimiento del estado de conservación y monitorización de los procesos activos causantes tanto de efectos positivos como negativos sobre los Monumentos, previa presentación de un protocolo detallado de las actuaciones a desarrollar.

c. La realización de estudios, prospecciones o excavaciones.

d. La instalación de placas y carteles de carácter informativo y divulgativo sobre dichos conjunto ambiental y su entorno. La señalización se realizará, si tuviese lugar, con un diseño y características que estén integradas con el paisaje del entorno.

e. La instalación de puestos de salvamento y socorrismo en los lugares que no afecten a las especies o comunidades amenazadas.

f. Las obras de mejora o acondicionamiento de los itinerarios de acceso, siempre que se integren adecuadamente en el entorno natural circundante.

g. La instalación de sendas costeras, siempre y cuando no se alteren las condiciones paisajísticas de la zona. En lo posible, aprovecharán la red de caminos actualmente existentes; serán de uso exclusivamente peatonal o ciclable, con señalizaciones predominantemente a ras de tierra, sin que se afecten a hábitat o especies amenazados. 

El Instrumento de Gestión establece además, para aquellos hábitats y taxones de interés comunitario para los que se considera necesario, una serie de medidas de conservación especificas orientadas a minimizar el efecto de las amenazas detectadas sobre ellos.

OTRAS NORMAS DE GESTIÓN

Además de la normativa propia de este espacio natural, en este territorio son de aplicación otras normas relativas a la conservación de aquellas especies protegidas que en él habitan y que cuentan con regulación específica. 


Zona Especial de Conservación Ría de Ribadesella–Ría de Tinamayor (ES0000319)
Zona de Especial Protección para las Aves Ría de Ribadesella–Ría de Tinamayor (ES0000319)
Subir

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información Cerrar